Certificación Passivhaus: Beneficios para tu casa y tu bolsillo

La certificación PassivHaus es un estándar internacional que garantiza que una vivienda cumple con los requisitos de una casa pasiva.

Esta certificación se basa en criterios técnicos como el consumo energético, la demanda de calefacción y refrigeración, la hermeticidad al aire o la calidad del aire interior.

Obtener la certificación PassivHaus supone una serie de beneficios para tu casa y tu bolsillo, como una mayor eficiencia energética, un menor gasto en facturas, una mayor comodidad térmica y acústica, una mejor salud y bienestar o una mayor valoración inmobiliaria.

¿Te gustaría vivir en una casa que te ofrezca un alto nivel de confort, que reduzca tu consumo energético y que respete el medio ambiente?

Si la respuesta es sí, quizás te interese conocer el estándar Passivhaus, una forma de construir edificios de alta eficiencia energética, confortables y saludables.

En este artículo te explicaremos en qué consiste la certificación Passivhaus, cuáles son sus ventajas y cómo puedes obtenerla para tu casa.

¿Qué es el estándar Passivhaus?

El estándar Passivhaus (o casa pasiva en español) es un concepto de diseño y construcción que se basa en cinco principios básicos:

  • Aislamiento térmico de alta calidad, que evita las pérdidas de calor en invierno y el sobrecalentamiento en verano.
  • Ventanas y puertas de altas prestaciones, que permiten el aprovechamiento de la luz y el calor solar, y que garantizan la estanqueidad al aire.
  • Ausencia de puentes térmicos, que son zonas donde se produce una discontinuidad en el aislamiento y que provocan fugas de calor o condensaciones.
  • Ventilación mecánica con recuperación de calor, que renueva el aire interior de forma continua y eficiente, recuperando el calor del aire viciado y transfiriéndolo al aire limpio.
  • Minimización de la demanda energética, mediante el uso de sistemas activos eficientes y de energías renovables.

Estos principios permiten crear edificios que apenas necesitan calefacción o refrigeración para mantener una temperatura interior confortable durante todo el año, y que tienen una excelente calidad del aire interior.

Para conseguirlo, se requiere un diseño cuidadoso, una ejecución precisa y un control de calidad riguroso.

¿Qué beneficios tiene la certificación Passivhaus?

La certificación Passivhaus es un documento que acredita que un edificio cumple con los requisitos del estándar Passivhaus, que son los siguientes:

  • Demanda de calefacción inferior a 15 kWh/m2 al año.
  • Demanda de refrigeración inferior a 15 kWh/m2 al año más la demanda de frío latente.
  • Demanda de energía primaria final inferior a 120 kWh/m2 al año.
  • Hermeticidad al aire inferior a 0,6 renovaciones por hora.

La certificación Passivhaus se obtiene mediante una auditoría realizada por un certificador acreditado por el Passivhaus Institut, que es la entidad que desarrolló el estándar en Alemania en los años 90.

El certificador verifica que el proyecto cumple con los criterios de diseño, que la obra se ha ejecutado correctamente y que los resultados de las mediciones son satisfactorios.

Obtener la certificación Passivhaus tiene múltiples beneficios, tanto para el propietario como para el medio ambiente. Algunos de ellos son:

  • Ahorro económico: una casa certificada Passivhaus puede ahorrar hasta un 90% en la factura energética, lo que supone una amortización rápida de la inversión inicial y una mayor independencia de las fluctuaciones de los precios de la energía.
  • Confort térmico: una casa certificada Passivhaus mantiene una temperatura interior constante y homogénea, sin corrientes de aire ni zonas frías o calientes. Además, el aislamiento acústico es superior al de una casa convencional, lo que favorece el descanso y la relajación.
  • Salud y bienestar: una casa certificada Passivhaus garantiza una calidad del aire interior óptima, libre de polvo, polen, ácaros, humedad y contaminantes. La ventilación mecánica con recuperación de calor evita la aparición de moho y alergias, y mejora el rendimiento cognitivo y el estado de ánimo de los ocupantes.
  • Sostenibilidad ambiental: una casa certificada Passivhaus contribuye a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y al ahorro de recursos naturales. Además, fomenta el uso de materiales ecológicos, reciclables y de bajo impacto ambiental.

¿Cómo obtener la certificación Passivhaus para tu casa?

Si quieres obtener la certificación Passivhaus para tu casa, lo primero que debes hacer es contactar con un profesional cualificado que te asesore y te acompañe en todo el proceso.

IDENTIDAD. Arquitectura sostenible con Guillermo Allegrini López como arquitecto jefe a la cabeza, están especializados en el diseño y construcción de viviendas con criterios passivhaus. Puedes contactar con nosotros en info@casaspasivas.site

El proceso para obtener la certificación Passivhaus se puede resumir en los siguientes pasos:

  • Diseño: el profesional encargado del diseño debe realizar un estudio previo del clima, la orientación, la forma y la envolvente del edificio, y utilizar el programa PHPP (Passive House Planning Package) para realizar el cálculo energético y optimizar las soluciones técnicas.

El diseño debe cumplir con los requisitos del estándar y con la normativa local vigente.

  • Ejecución: el profesional encargado de la ejecución debe supervisar que la obra se realice conforme al proyecto, y que se respeten las especificaciones de los materiales y los sistemas constructivos.

Es importante que los trabajadores estén formados y sensibilizados con el estándar Passivhaus, y que se realicen controles de calidad periódicos.

  • Certificación: el profesional encargado de la certificación debe revisar la documentación del proyecto y de la obra, y realizar una visita al edificio para comprobar que se ha ejecutado correctamente. Además, debe realizar una prueba de presión (blower door test) para medir la hermeticidad al aire, y otras mediciones complementarias si fuera necesario.

Si todo es correcto, el certificador emitirá el certificado Passivhaus y el edificio quedará registrado en la base de datos del Passivhaus Institut.

Como ves, obtener la certificación Passivhaus para tu casa es un proceso que requiere de un compromiso y una profesionalidad por parte de todos los agentes implicados, pero que tiene unos beneficios indiscutibles para tu casa y tu bolsillo.

Si quieres vivir en una casa que te ofrezca el máximo confort, que te haga ahorrar energía y que respete el medio ambiente, no lo dudes y apuesta por el estándar Passivhaus. ¡No te arrepentirás!

IDENTIDAD. Casas Pasivas de ensueño
Diseño pasivo con identidad: el servicio personalizado que te mereces

¿como podemos ayudarte?